10 mitos sobre la comida en los que crees

18.05.2016 14:11

Clasificación: basado 0 clasificaciones

10 mitos sobre la comida en los que crees
En cualquier dieta Hay leyendas, debe verificar

Eres lo que comes – cada uno ha oído esta frase. Los dietistas insisten desde hace años que la salud depende de nuestro interior. Es importante lo que comemos, en qué cantidades y a qué horas. ¿Los fast-foods siempre engordan? ¿Cuántas calorías tienen las ensaladas dietéticas? Desmoronamos los mitos sobre la comida.

Las opiniones actuales d los dietistas sobre la comida difieren cada vez más de los hábitos de nuestras abuelas. Las diferencias son abismales ya que resulta que muchas creencias conservadas desde hace varias generaciones no encuentran pruebas en la ciencia. Descubre en qué mitos sobre la comida creemos más a menudo.

Las verduras cocinadas son más sanas y más fáciles de asimilar

¿Cuántas veces en tu niñez te obligaban a comer zanahorias con guisantes sobrecocinadas? ¿Qué valor nutricional tienen las verduras sacadas de una sopa? Blandas, cocinadas – en este caso no significa mejores. Los estudios más recientes de dietistas confirman que la verdura cocinada pierde su valor nutricional y tiene menos vitaminas. Muchos importantes microelementos se extinguen durante los procesamientos térmicos o expuestos a las altas temperaturas. Por eso, en caso de las verduras deberíamos evitar procesarlas para conservar sus valores nutricionales naturales.

Cuanto menos comas, más rápido adelgazarás

la falsa creencia que la cantidad de la comida consumida influye en nuestro peso se ha hecho muy común especialmente durante los últimos 10-15 años, desde cuando la silueta esbelta es la más deseada. Días sin comer y una reducción drástica de lo consumido en realidad acarrean más daños que provecho. Los estudios confirman que para mantener la figura esbelta es mejor comer a menudo y, lo más importante, con regularidad. Al respetar este principio evitamos las grandes comilonas ya que el estómago recibe una porción fresca de comida a intervalos regulares. Asimismo, nuestro metabolismo se mantiene en el nivel adecuadamente alto y nuestro organismo no tiene necesidad de acumular las calorías, pues no acumula grasa. Las comidas frecuentes cada 2-3 horas favorecen adelgazar.

Cenar a las 18 como más tarde

Es una de las teorías que no encuentra su confirmación en la lógica. Es verdad que el última comida debe hacerse unas 2-3 horas antes de irse a dormir. Esto tiene su explicación biológica relacionada con el ritmo de funcionamiento del sistema digestivo – tanto tiempo necesita el estómago para digerir la comida antes de que te vayas a dormir. Si te acuestas más tarde de las 20:00, no significa que tengas que cenar a las 18:00. Todo depende de tu ritmo de vida. Si te acuestas a la 1 de la noche, puedes cenar incluso a las 22:00 sin preocuparte por tu figura.

Los adultos no deben beber leche

La versión más reciente del mito dice que los humanos no deben beber la leche de vaca porque es solamente para los terneros. Los dietistas casi en seguida refutaron esta información. La única contraindicación es la alergia o la intolerancia a la lactosa (de la cual sufren solo unos 4% de los europeos). No existe ninguna explicación científica por qué la leche de vaca sería mala para los humanos. Hay en cambio numerosos estudios que confirman su buena influencia en el organismo humano. Si un vaso de leche no te sienta bien, puedes sustituirla por kéfir o yogur.

Las ensaladas ayudan a adelgazar

Es verdad que la propia ensalada tiene pocas calorías. No obstante, se suele añadirle más cosas. La salsa, hecha en base de aceite o mayonesa, es la más calórica. Si añadimos carne o queso, las calorías crecen peligrosamente. Para que una ensalada sea verdaderamente dietética, tendría que consistir solamente de hojas verdes y verduras, sin salsas pesadas y sin acompañamiento d pan blanco. Para las personas que están de régimen se recomiendan más a menudo productos lácteos bajos en grasa, pescado y carne magra cocinada, los cuales ayudan a adelgazar con más eficacia que las populares ensaladas.

Hay que beber por lo menos 2 litros de agua cada día

Todo depende del organismo. Necesitamos una cantidad de líquidos en invierno y otra en verano. La indicación de los dietistas es la siguiente: bebe cuando tienes sed. Es un error pensar que hay que beber y contar vasos cuando no tienes ganas, solo para cumplir la norma diaria. Pocas personas se dan cuenta de que beber demasiada agua puede llevar a la intoxicación por agua, una dilución de fluidos corporales y la muerte. Le aportas líquidos a tu organismo junto con la comida y no sueles contarlo en vasos. La norma de dos litros de agua por día ha sido simplemente inventada y es meramente una media de la cantidad de líquidos (incluyendo los aportados por la comida) que el organismo de un adulto debe recibir.

El pan oscuro es más sano

En la primera instancia se debería responder a la preguntas: ¿qué es el pan oscuro? La harina integral, la cual realmente tiene un color más oscuro, es menos calórica que la harina blanca. El problema es que el pan oscuro que compramos en las tiendas muy a menudo no está hecho de la harina integral. A los panecillos y panes hechos con los métodos comunes se añaden colorantes sintéticos y químicos que cambian el color. En resultado, comemos pan oscuro que contiene más química y es más malo que un panecillo blanco. Vale la pena pues cambiar nuestras creencias y ser conscientes de que es el pan integral y no el de color oscuro que es más sano.

Los congelados conservan todos los valores nutricionales

Desgraciadamente el mito sobre el pleno valor nutricional de los productos congelados fue refutado hace unos años, cuando los dietistas confirmaron que congelar mata una parte de los saludables microelementos. El proceso de congelación industrial somete a los alimentos a unas temperaturas muy bajas que eliminan una parte de vitaminas. Los únicos congelados que realmente son saludables son los caseros. Las verduras recogidas de nuestro propio huerto, congeladas en las condiciones caseras no se someten a unos procesos tecnológicos complicados por lo cual no pierden sus valores nutricionales. Los productos congelados de la tienda siempre carecen por lo menos una parte de las vitaminas.

Hay que cortar las puntas del plátano

El mito sobre las puntas venenosas del plátano no ha sido confirmado en ningún estudio de los dietistas. Al principio se creía que las puntas del plátano son una cuna de bacterias y parásitos – lamblia – que infectan a nuestro organismo. La medicina, sin embargo, no conoce ningún caso de envenenamiento a causa de haber comido las puntas del plátano. Es mucho más probable de sufrir del mal de estómago si comemos una fruta pasada o no la lavamos antes.

Los productos tipo light ayudan a adelgazar

Este es uno de los lemas más populares del marketing. Yogures 0% materia grasa, quesos sin azúcar, bebidas light, etc. no ayudan a adelgazar, al revés – causan más daños al nuestro cuerpo que los productos normales. ¿Por qué? Los quesos o las bebidas sin azúcar contienen otras sustancias edulcorantes, como aspartamo, acesulfamo o sorbitol – unas sustancias químicas artificiales añadidas masivamente a los productos tipo light, chicles, incluso pescado y embutidos. Son malos para nuestra salud y en ningún caso ayudan a mantener una silueta esbelta. Los dietistas subrayan que mejor tomar un simple yogur o queso, no el desnatado, en vez de alimentar nuestro organismo con productos químicos.

Ve también

Viola – una receta para un cutis suave
Viola – una receta para un cutis suave
Una limpieza eficiente del organismo
Una limpieza eficiente del organismo
Piel grasa, seca o mixta – ¿cómo cuidarla?
Piel grasa, seca o mixta – ¿cómo ...

Añadir comentario:

Comentarios:

¡Sé el primero para saberlo! ¡Las informaciones más recientes directamente en tu buzón!