La depresión invernal

24.01.2016 02:44

Clasificación: basado 0 clasificaciones

La depresión invernal
Azules otoño de vez en cuando para llegar a todos nosotros

Detrás de la ventana reina ya el otoño y cada vez más personas empiezan a notar cómo les baja el humor, sube el desaliento y una sensación irrazonable de tristeza. ¿Ya sabes de qué se trata? ¿Esta nostalgia omnipresente también te amarga la vida a ti? Si este es tu caso, puede significar solo una cosa: estás pasando por la DEPRESIÓN INVERNAL.

Mínimo espacio – máximas ventajas

Mínimo espacio – máximas ventajas

Los pisos pequeños son ...

Seguir leyendo >>

Despierta la creatividad en ti

Despierta la creatividad en ti

A cada uno de nosotros - antes o ...

Seguir leyendo >>

¿Qué es la depresión otoñal?

La depresión invernal no es otra cosa sino el trastorno afectivo estacional (TAE). No se ha determinado su causa concreta, pero se ha mostrado que una cantidad menor de la luz natural contribuye en gran medida a este trastorno. Otra razón puede ser  también que el período que empieza en otoño coincide con la vuelta a las escuela, universidad y, en general, con el fin de las vacaciones. Esto implica la necesidad de cambiar nuestra rutina y reorganizar el horario del día. En la situación, cuando de repente irrumpe la monotonía, es muy difícil conservar la energía y el optimismo en el mismo nivel.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión invernal?

Si la tristeza, falta de energía e irritación te persiguen sin ninguna explicación razonable, significa que probablemente has caído víctima de la depresión invernal. Durante este período puedes observar en ti mismo una acumulación especialmente alta de pensamientos negativos, la autoestima rebajada, distracción, resignación y falta de interés por las cosas cotidianas. A menudo los trastornos afectivos estacionales afectan el estado físico: un debilitamiento del cuerpo o dolor muscular.

¿Cómo combatir la depresión invernal?

Hasta un 10% de los europeos sufre cada año de la depresión estacional. Existen, sin embargo, unos métodos naturales para disipar la tristeza y mal humor. Estos son algunos de ellos:

Recargar tus baterías en los días soleados. En cuanto salga sol, asoma tu cara hacia su poder curativo. Un paseo de una hora en un día otoñal soleado puede satisfacer tu necesidad de luz natural y recargar tus baterías para unos cuantos días.

Movimiento y actividad física.  Correr, hacer aerobic, piscina – se recomienda cualquier forma de actividad física en otoño. Una rutina de ejercicios aumenta tu bienestar, no solo físico, sino también psíquico. Además, el esfuerzo físico fomenta la liberación de endorfinas conocidas como las hormonas de la felicidad.

Sueño sano. Falta de energía y una irritación general a veces son resultado del hecho de que no durmamos suficiente. Vale la pena pues intentar dormir mínimo 8 horas y ocuparse de la calidad del sueño. ¿Qué significa esto? Que deberías acostarte como más tarde a las 22. Que tengas unas sábanas limpias, que haya silencio y tranquilidad en tu dormitorio.

Reírse es sano. Cuando notas bajas de ánimo, coge rápido un libro bueno o una comedia. Ocúpate de ti mismo. Si no tienes suficientes fuerzas, siempre tienes aún tus amigos y familiares que seguramente te ayudarán.

Una cuenta corta de pérdidas y ganancias. A veces los problemas que nos abaten, al analizarlos más detenidamente, se convierten en unos obstáculos insignificantes. Es útil apuntar en un papel nuestros pensamientos y las causas de nuestras preocupaciones. Al mirar tal listado seguramente nos resultará más fácil distanciarnos de nuestra vida y encontrar una solución razonable para nuestros problemas.

Tal vez te ha atrapado la depresión estacional, o a lo mejor has conseguido escaparte de sus garras. Si, no obstante, empiezas a notar alguno de los síntomas descritos, actúa enseguida. No vale la pena perder el tiempo deprimiéndote cuando puedes estar activo, crear y disfrutar del momento.

Ve también

¿Quién necesita excusas?
¿Quién necesita excusas?
Despertar en el niño el ratón de biblioteca
Despertar en el niño el ratón de biblioteca
Hacer verdaderos amigos - ¿por qué es tan difícil?
Hacer verdaderos amigos - ¿por qué es tan ...

Añadir comentario:

Comentarios:

¡Sé el primero para saberlo! ¡Las informaciones más recientes directamente en tu buzón!