Hacer verdaderos amigos - ¿por qué es tan difícil?

09.04.2016 20:40

Clasificación: basado 0 clasificaciones

Hacer verdaderos amigos - ¿por qué es tan difícil?
Amistad valiosa puede sobrevivir incluso toda la vida

Entablar nuevas amistades es cada vez más difícil. Si pensamos cuántos nuevos amigos hemos hecho en los últimos cinco años, resultará que podremos contarlos con los dedos de una mano. ¿Pero cuántos de estos amigos están realmente cerca de nuestro corazón? Es el momento de buscar la respuesta a la pregunta de por qué en la época de internet encontrar verdaderos amigos se han convertido en algo tan difícil.

Piso de estilo nórdico

Piso de estilo nórdico

La simplicidad y funcionalidad. Un ...

Seguir leyendo >>

Despierta la creatividad en ti

Despierta la creatividad en ti

A cada uno de nosotros - antes o ...

Seguir leyendo >>

1.000 me gusta - cero amigos

Las relaciones que establecemos se hacen año tras año cada vez más virtuales. El hecho de mantener una amistad se basa más en estar presente en la red que en pasar realmente un tiempo juntos. Hemos cambiado una conversación real por poner etiquetas, «dar toques» y enviar invitaciones a juegos. Hemos perdido la habilidad de estar con alguien cara a cara, a solas, sin ordenadores ni otros dispositivos. Por esa razón la calidad de las relaciones entre nosotros ha sufrido un considerable empeoramiento.

El tiempo es oro

Otro motivo por el que no somos capaces de entablar una amistad con otras personas es que cada vez asumimos más responsabilidades. El trabajo, los estudios, los encargos adicionales, la necesidad de una presencia permanente en los medios sociales, una serie «importante» de televisión - todas estas acciones hacen que nuestro tiempo se reduzca extraordinariamente. No tenemos ganas de dedicar a otros una valiosa hora, que podríamos dedicar a ganar dinero o a navegar por internet. Preferimos pasar el tiempo improductivamente antes que encontrarnos con otras personas.

Sobre el egoísmo no se puede crear una amistad

La sociedad actual se ha vuelto muy egoísta. En primer lugar está MI tiempo, MI beneficio - YO. Hemos arrancado de nosotros el sentimiento de empatía y nos da pena gastar energías en pensar en cómo podemos ayudar a nuestros amigos.  Tratamos todas nuestras relaciones demasiado superficialmente. Esperamos que alguien esté siempre dispuesto a ayudarnos, mientras que realmente no estamos en condiciones de corresponder de la misma forma.     

A veces las despedidas valen más que los retornos

En algunas situaciones es mejor abandonar. Con los años el carácter cambia, por eso a menudo ocurre que aquel amigo de la infancia ya no es la misma persona con la que bebíamos naranjada junto a una tienda. No merece la pena mantener a la fuerza relaciones que se han agotado. A veces será más sano que dejemos morir a alguna amistad de muerte natural, en lugar de romper lanzas por algo que ya no lo merece. Esto es realmente una habilidad muy importante - la finalización consciente de algo que en realidad no existe desde hace mucho.

Ve también

Mínimo espacio – máximas ventajas
Mínimo espacio – máximas ventajas
Los celos - ¿destruyen o construyen?
Los celos - ¿destruyen o construyen?
Despertar en el niño el ratón de biblioteca
Despertar en el niño el ratón de biblioteca

Añadir comentario:

Comentarios:

¡Sé el primero para saberlo! ¡Las informaciones más recientes directamente en tu buzón!